Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Taller

4×4 vs AWD: ¿En qué se diferencian?


4×4 vs AWD: ¿En qué se diferencian?

Es muy habitual que a la hora de hablar de un coche que tiene tracción en todas sus ruedas, lo hagamos refiriéndonos a él como un 4×4. Es una nomenclatura muy común utilizada por muchos fabricantes, aunque la mayoría de veces con un fin más comercial que otra cosa. También es posible que hayáis visto coches con cuatro ruedas motrices para los que se utilizan las siglas AWD (All Wheel Drive en Inglés) o 4WD. No sería una locura pensar que todos estos nombres son diferentes formas de decir lo mismo, pero la realidad es un poco distinta. Como a veces hay algo de confusión con este tema, vamos a hacer un pequeño repaso a los conceptos.

Sistema Four Wheel Drive (4WD) o 4×4

Mercedes Clase G 4x4

Empezamos hablando del sistema 4WD, también conocido como cuatro por cuatro o 4×4. Es el que se utiliza normalmente en los coches destinados a circular fuera del asfalto en condiciones más exigentes. Algunos ejemplos de esta tipología de vehículo los tenéis en este artículo de coches 4×4 baratos, pero podemos mencionar algunos todoterrenos míticos como el Jeep Wrangler, el Mercedes Clase G o el Suzuki Jimny, entre otros.

A grandes rasgos, este es un sistema que envía potencia a las cuatro ruedas por igual, lo que significa que cada rueda girará a la misma velocidad que el resto. La potencia va desde el motor hasta las ruedas a través de la transmisión y pasa normalmente a través de una caja de transferencia, que se encarga de dividirla entre el eje trasero y el delantero. La transfer nos permite elegir entre varios modos de conducción dependiendo de la situación a la que queramos hacer frente.

Sistema 4WD

Imagen: Sistema 4WD X-Drive de BMW / BMW

Esta división equitativa de potencia es excelente para maniobrar en situaciones difíciles y de baja tracción, pero no es la mejor del mundo para conducir sobre asfalto. Para verlo más claro, pongamos un ejemplo. Imaginemos que estás haciendo un giro de 180º grados con un coche. En esta situación, las ruedas delanteras giran más rápido que las traseras y, a su vez, las ruedas exteriores giran más rápido que las interiores, porque tienen que hacer más recorrido. Vamos, que cada rueda gira a una velocidad diferente. El problema de los coches 4×4 es que, como ya hemos comentado, todas las ruedas giran a la misma velocidad, así que os podéis imaginar la que se lía cada vez que coges una curva cerrada con un coche de estos.

Por esta razón, la mayoría de los vehículos 4WD son en realidad coches con tracción parcial en las cuatro ruedas, es decir, que se puede alternar entre llevar la potencia a los dos ejes o solo uno de ellos. Esto se hace a través de la caja transfer de la que hemos hablado antes, que tiene diferentes modos. Para circular por carretera, usaremos el modo 2-High, que transmite las potencia a las ruedas delanteras –o traseras– con marchas largas. Si lo que queremos es circular sobre nieve o terrenos algo resbaladizos, utilizaremos el 4-High, que transfiere la potencia a ambos ejes con marchas largas.

Jeep Wrangler 4WD

Por último, si nos va la marcha y queremos meternos hasta el fondo en barro o agua o queremos subir terrenos muy complicados, entonces utilizaremos la reductora o el modo 4-Low, que transmite la potencia a las cuatro ruedas, pero con marchas cortas.

Sistema de tracción total permanente o AWD

Subaru WRX STI AWD

El sistema de tracción All Wheel Drive es algo más reciente que el 4WD y la diferencia con el anterior es que, básicamente, la tracción en las cuatro ruedas es permanente, por lo que no se puede conectar o desconectar a placer. Hoy en día es muy popular y se utiliza en toda clase de coches, desde superdeportivos hasta SUVs pasando por sedanes, ya que ofrece más estabilidad que la mayoría de vehículos que solo tienen tracción en dos de las cuatro ruedas.

Aunque este sistema es algo más complejo e innovador que el resto, la base es relativamente sencilla. Como la tracción es permanente, el mecanismo está siempre activo y está gestionado de forma totalmente automática, por lo que el conductor no tiene que realizar ninguna acción. Aquí, cuando el vehículo percibe alguna pérdida de tracción, el sistema envía el par de forma independiente a las ruedas que necesitan más tracción en detrimento de las que no necesitan. Esto es posible normalmente  gracias a un diferencial central que trabaja conjuntamente con las ayudas electrónicas el coche –antiguamente todo el proceso era puramente mecánico–.

¿Cuál es mejor, 4WD o AWD?

4WD vs AWD

A pesar de que las diferencias entre 4WD y AWD son claras, hoy en día la línea que las separa es muy fina. Los avances técnicos han permitido que los sistemas de tracción integral permanente sean más robustos que antes y que los 4×4 originales sean más sofisticados. Por tanto, es difícil a veces saber cuál escoger, pero si nos ceñimos a la naturaleza de cada uno de los dos sí que es posible definir una serie de situaciones que favorecen a uno u a otro.

Para empezar, hablemos de los punto positivos y negativos del 4×4 tradicional. Como ya hemos comentado antes, son los más adecuados para enfrentarse a condiciones de offroading extremas porque la potencia se transfiere de forma idéntica a los dos ejes y porque podemos elegir el modo que queramos en función de la situación gracias a la caja de transferencia. El lado feo de esto es que en carretera no podemos utilizar la tracción en las cuatro ruedas y tenemos que circular en modo 4×2, por lo que perdemos la estabilidad que ofrecen los AWD. Tampoco podemos pasar por alto el gasto de combustible, que es tirando a elevado.

Land Rover Defender 4x4 vs AWD

En la otra esquina, tenemos a los tracción integral permanente con sus pros y sus contras. Una cosa buena de los All Wheel Drive es que el coche se encarga de todo y el conductor no tiene que preocuparse por nada ni tomar ninguna decisión relacionada con la distribución de la tracción. Además, está presente en una variedad bastante amplia de vehículos y es muy eficaz si tenemos que enfrentarnos a carreteras mojadas, embarradas, nevadas o a situaciones moderadas de off-road.

Pero como todo, también tiene su lado oscuro. Está considerada como una alternativa menos recomendable para hacer locuras fuera de la pista, aunque cierto es que las versiones más modernas dan cada vez mejores resultados en estas condiciones. Aun así, los off roaders puros te dirán que no hay nada mejor que un buen 4WD. También está el hecho de que suelen ser coches más caros y con consumos más elevados que las versiones 2WD.

Participa...