Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Todoterreno

Camel Trophy: La aventura de cuatro ruedas más épica de la historia


Camel-Trophy-La-aventura-de-cuatro-ruedas-más-épica-de-la-historia

Si te digo Camel Trophy, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza? Si naciste en la década de los 80, lo más probable es que recuerdes uno de los eventos automovilísticos más épicos que han existido: países tropicales, Land Rover 4×4, rally, aventura… En caso de que seas más joven, es posible que lo relaciones con el ya mítico Land Rover color arena (Sand-Glow Yellow) rotulado con el logo de la marca de tabaco Camel. Sea lo que sea, estás aquí porque quieres saber más acerca de este fantástico evento del siglo pasado, así que lo mínimo que puedo hacer es darte lo que quieres. Allá vamos.

Origen de la Camel Trophy

Origen de la Camel Trophy

La competición que hoy nos ocupa, y que pasó a la historia por ser uno de los retos 4×4 más exigentes de la historia (al mismo nivel que el Dakar), fue en realidad fruto de una estrategia publicitaria llevada a cabo por la tabacalera R.J Reynolds Tobacco, propietaria de la marca Camel, en colaboración con Land Rover. Es curioso que se concibió como una estrategia puntual de marketing que acabó convirtiéndose en una de las campañas más exitosas que se conocen: Land Rover se posicionó como la marca estrella para los amantes del 4×4 y Camel consiguió asociar su marca a la aventura, la naturaleza salvaje y la destreza personal.

En aquella época, la marca del Camello se encontraba compitiendo codo con codo con Marlboro, que tenía una fuerte presencia en la F1. Era una época en la que los eventos deportivos tenían mucho gancho pero, dada la abundancia de estos, ser patrocinador de uno no era nada diferenciador. Así, los directores de la compañía decidieron que querían transmitir la esencia de la marca de una forma más emocional. No valía con patrocinar un campeonato, era necesario que fuese una experiencia que transmitiese un espíritu y que emocionase. Parece que dieron en el clavo.

Condiciones extremas, retos imposibles y 4×4

Land Rover Range Rover Camel Trophy

Range Rover en la Camel Trophy

Land Rover, por otro lado, se encontraba en una situación un poco complicada. Las ventas de coches a finales de los 1970 se estaban estancando, porque el mercado estaba saturado de utilitarios. La empresa británica llevaba unos años posicionándose dentro de un nuevo nicho, el de los todoterrenos de lujo, que estaba más o menos dominado por marcas Japonesas. La Camel Trophy fue entonces la oportunidad que estaban buscando para demostrar que sus coches eran los indicados para hacer frente a las condiciones más extremas. Y no solo eso, ya que consiguieron asociar la marca con el tipo de gente interesante, aventurera y que lleva un estilo de vida con el que muchos sueñan y que pocos pueden alcanzar.

El concepto del evento se basó en las operaciones militares llevadas a cabo durante la Segunda Guerra mundial o la Guerra de Vietnam, donde los soldados tenían que enfrentarse a toda clase de retos a bordo de sus todoterrenos, que fueron imprescindibles en las campañas llevadas a cabo a en las junglas del Sudeste Asiático y los desiertos africanos. Como puedes imaginar, lo que tuvieron que hacer aquellos soldados en esos parajes era de todo menos fácil.

La Gran Aventura

Camel Trophy La Gran Aventura

El desafío de la Camel Trophy consistía en recorrer la distancia entre dos poblaciones, normalmente separadas por mil millas. Esto puede sonar a moco de pavo, pero nada más lejos de la realidad. Los organizadores del evento hacían todo lo posible por seleccionar los lugares más inhóspitos del planeta: desde selvas tropicales en época de monzones hasta los peores desiertos. La ubicación cambiaba cada año y los recorridos solían atravesar vías antiguas, abandonadas y poco transitadas. No es difícil suponer que los participantes se encontraban de todo en el que camino, lo que les llevaba a buscar soluciones extremas y a colaborar para poder salvar los diferentes obstáculos.

La primera edición de la Camel Trophy tuvo lugar en 1980, aunque esta solo sería una versión de lo que vendría después. De hecho, al evento ideado por Andres Bender se le puso el nombre de “Trans-Amazónica” y fue organizado por un grupo de alemanes que buscaban organizar una prueba por la selva Amazónica. Mil seiscentos kilómetros fueron los que recorrieron durante los doce días que duraba la prueba. Los vehículos, unos Ford U50 (versión Brasileña de los Jeep CJ5) llegaron destrozados al final de la etapa, pero la repercusión mediática fue tal que no tardaron en organizar una edición para el año siguiente.

Land Rover entra en escena

Land Rover y la Camel Trophy

En 1981, Land Rover entra en escena y comienza un periodo de casi 20 años con la marca británica como proveedor de la prueba. El primer vehículo de Land Rover que se utilizó en la Camel fue el Range Rover V8, un todoterreno ya conocido porque se había empleado previamente en la British Trans Americas de 1972. En esta edición, que tuvo lugar en la isla de Sumatra, el número de equipos participantes ascendió a cinco pero, al igual que en el rally del año anterior, todos eran alemanes occidentales.

En los años siguientes, Land Rover pasó a ser patrocinador oficial de esta “competición”, además de proveedor. Los coches que se utilizaron hasta 1998 –año en el que dejó de celebrarse– fueron: Land Rover Series III, Land Rover 90-100, Land Rover Discovery, Land Rover Range Rover y el Land Rover Freelander. Los coches se revisaban a conciencia y llevaban varias mejoras, como amortiguadores hidráulicos, defensas mejoradas, iluminación extra, barras antivuelco, cabestrantes, cableado preparado para vadeos y el snorkel. Por lo demás, se dejaba totalmente de serie, ya que venían muy equipados de fábrica.

Land Rover Discovery Camel Trophy

Land Rover Discovery Camel Trophy de 1995

La Camel Trophy se convirtió entonces en un acontecimiento capaz de competir en repercusión con los eventos más importantes del mundo del motor. Desde 1983, los equipos participantes provenían de diferentes países del globo –España tuvo representantes en prácticamente todas las ediciones–. Cada equipo estaba compuesto por dos integrantes, que habían pasado un duro proceso de selección en el que habían destacado por encima de miles o incluso decenas de miles de candidatos. Todo el mundo quería ser “un hombre Camel”.

Con el paso de los años, y a medida que la prueba crecía en popularidad y alcance mediático (y, por qué no, en rentabilidad), la prueba fue evolucionando hasta llegar a un punto en el que los coches empezaban a pasar a un segundo plano. Esto no hizo mucha gracia a Land Rover, que decidió retirar sus coches y el patrocinio, lo que supuso el final de esta emblemática experiencia a finales del siglo XX, después de dos décadas de aventura, épica, compañerismo y lugares exóticos. Algo que, tristemente, es muy poco probable que se repita en nuestros días.

Todas las ediciones de la Camel Trophy

AñoUbicaciónCoche de la Prueba
1980Trans-AmazónicaFord U50 (Jeep CJ5)
1981SumatraRange Rover V8
1982Papua-Nueva GuineaRanger Rover V8
1983ZaireLand Rover Series III
1984BrasilLand Rover Defender 110
1985BorneoDefender 90
1986AustraliaDefender 90
1987MadagascarRange Rover TD
1988SulawesiDefender 110
1989AmazonasDefender 110
1990SiberiaDiscovery 200tdi
1991Tanzania BurundiDiscovery 200tdi
1992GuyanaDiscovery 200tdi
1993Sabah-MalasiaDiscovery 200tdi
1994Argentina Paraguay ChileDiscovery 200tdi
1995Mundo MayaDiscovery 200tdi
1996KalimantanDiscovery 200tdi
1997MongoliaDiscovery 200tdi
1998Tierra del FuegoFreelander

 

Participa...