Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Tuning

Los mejores “project cars” de bajo de presupuesto


Los mejores project cars de bajo presupuesto

Tener un project car o un coche para modificar es, probablemente, el sueño de muchos aficionados a los coches. Yo creo que lo que más llama la atención es la idea de coger un cacharro que ya ha dejado atrás sus años de gloria e ir cambiando y mejorando diferentes aspectos hasta dejarlo a nuestro gusto, dándole un toque personal. Además, hay muchas maneras de tener un proyecto de modificación de un coche, que van desde restaurar un clásico, hasta crear la máquina para los fines de semana definitiva, pasando por preparar un coche para trackdays.

Aunque todo esto suena maravilloso, modificar nuestra montura tiene también muchos inconvenientes. El primero de todos es que, en general, tienes que gastarte una buena cantidad de pasta. Esto no es nada nuevo, porque los coches son la afición más cara del mundo. Luego le sigue el hecho de que uno nunca está satisfecho del todo con el resultado y siempre se quiere más, por lo que el proyecto nunca acaba. Por último, suele ser un trabajo largo y complicado, ya que acaban dando muchos quebraderos de cabeza a la hora de instalar y conseguir ciertas piezas.

Aún así, si tienes la idea de empezar un proyecto, lo más seguro es que nadie te quite eso de la cabeza, así que mejor nos olvidamos de los inconvenientes y nos vamos a por esta lista con algunos de los coches más interesantes y más baratos de modificar.

1. Nissan 200SX S13

Nissan 200sx s13

Imagen: garaz.cz

Los drifters conocen de sobra este coche, más que nada porque desde los años noventa se ha convertido en seña de identidad de aquellos que tienen aprecio por ir “de lado”. El punto negativo es que los precios están al alza y empiezan a ser un poco ridículos, pero todavía entran dentro de lo razonable en algunos casos. Es un coche que destaca por su increíble chasis, su ligereza y por su manejo, además de tener una muy buena base para realizar modificaciones. Hay mucha gente que le hace un swap y cambia el motor de serie por el SR20DET de 200 cv. Hay gente incluso que le instala el RB26DETT del Skyline, aunque para esto hay que tener mucha guita.

2. Mazda MX-5 “Miata”

Mazda MX-5 Na Miata

El MX-5 es el project car por excelencia. Su simplicidad mecánica, la ingente cantidad de recambios y lo barato que resulta de mantener lo han convertido en el coche preferido por muchos. Es tan simple que hasta resulta sencillo instalarle un turbo o un compresor volumétrico por poco dinero (sobretodo en las versiones Na y Nb) y puedes encontrar piezas aftermarket hasta debajo de las piedras (jaulas, líneas de escape, suspensiones…). No hay que olvidar que es un roadster de los de verdad, así que la diversión está asegurada.

3. Audi S4 B5

Audi S4 B5

Muy asociado al panorama “stancer”, el Audi S4 B5 puede ser una muy buena opción si estamos buscando modificar un coche que también sea práctico. Hay que decir que se ha colado en esta lista un poco de extranjis, porque es barato de adquirir (la mayoría se encuentran por menos de 10.000 €), pero tiene la fama de ser caro de reparar. El 2.7 V6 biturbo que lleva de serie salió con varios problemas de electrónica y es un poco complejo meterle mano. Pero, si te atreves con el reto, es una máquina con un potencial gigantesco y con muchas opciones de personalización. Además, siempre puedes irte al Audi A4 1.8T B5, que es mucho más económico y fácil de modificar.

4. BMW E36

BMW Serie 3 E36

Al igual que el Nissan Silvia, el BMW E36 es otro coche muy conocido dentro del mundo del drift  y es considerado por muchos como el mejor coche para modificar. Que conste que no estoy hablando del M3, esa es otra historia. Aquí me refiero al 328 o al 325, que están tirados de precio y ofrecen muchas mejoras. El número de piezas y recambios es casi ilimitado y, por lo que dicen, instalarle el motor del M3 debe ser coser y cantar. Piénsalo, te calzas un cacharro de casi 300 cv por la mitad de lo que vale uno de segunda mano y todavía tienes margen para dejarlo a tu gusto.

5. Honda Civic EK

Honda Civic EK

Barato, fiable y con muchas posibilidades. Esto es lo que define a la serie EK del Honda Civic. Basta echar un vistazo por internet para ver que hay gente que le ha hecho de todo a su Honda: desde swaps imposibles hasta modificaciones estéticas brutales –hay que decir que es el mejor de todos los Civic a nivel de diseño–. Las piezas son fáciles de encontrar, cuestan poco y la variedad es tal que puedes convertir este pequeño japonés en lo que quieras. Puede ser tu coche de circuito, tu pelotilla para disfrutar el fin de semana por carreteras de montaña o puedes utilizarlo para drag races. La cuestión es que la diversión está asegurada.

6. Mercedes 190E

Mercedes Benz 190E 2.3 16V Cosworth

Muchos son los aficionados a los coches que alguna vez han soñado con tener un Mercedes 190E Evolution, pero los precios que tienen hoy en día son realmente prohibitivos –no los dejo aquí para evitar paros cardíacos–. No obstante, existe la posibilidad de hacerse con la versión asequible y convertirla en nuestro proyecto por poco dinero. Puedes aparcar un 190E en tu garaje por menos de 10.000 euros, sin importar si es la versión 1.8 de 110 cv o la 2.3-16 de 185 cv. Todo depende del presupuesto que manejes, pero el rango de opciones es interesante. Tampoco hay que olvidar que se trata de un coche fiable, estéticamente atractivo y, por qué no decirlo, práctico. Juego, set y partido.

7. Toyota GT86

Toyota GT86

Aquí algunos van a poner el grito en el cielo, porque por el momento el Toyota GT86 no es un coche “barato” aunque lo compremos de segunda mano. Vale, coincido en que en estos momentos no es que sea el mejor project car de bajo presupuesto, pero si está aquí es porque va a tardar más bien poco en serlo. Es un coche pensado muy a la japonesa: potencia contenida, sensaciones de conducción y posibilidades muy amplias a la hora de “tunearlo” (esta palabra cada vez suena más antigua, ¿no os parece?). La recomendación es que estés atento a los precios porque es uno de los coches más fáciles de modificar de este siglo.

Para terminar, simplemente decir que es importante tener claro cuál va a ser el objetivo de nuestro proyecto para tomar la mejor decisión posible. No es lo mismo preparar algo para tandas de drift que modificar un coche simplemente porque queremos sacarle mayor rendimiento. Es obvio que esta lista no termina aquí, ya que podrían estar coches como el Toyota MR2 o el Mini Cooper S R53. Lo importante es tener paciencia e investigar mucho antes de decantarse por un proyecto u otro. Con un poco de tiempo seguro que das en el clavo.

Participa...