Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Taller

La técnica del punta tacón


Cómo hacer punta tacón

Los aficionados de la conducción deportiva seguro que habéis oído hablar en algún momento de la técnica del punta tacón. Es una maniobra que existe prácticamente desde que se inventaron las carreras de coches y que está basada en el mismo principio que el doble embrague, pero con algún que otro matiz. Hoy en día se sigue utilizando, aunque es importante puntualizar que es necesario un coche con transmisión manual para poder llevarla a cabo.

Al igual que en el doble embrague, la idea detrás del punta tacón es igualar las velocidades de giro del eje primario y el secundario (lo que los anglosajones conocen como rev-matching), pero aquí añadimos la dificultad de que esto se realiza mientras frenamos. El objetivo, además de eliminar la brusquedad de las reducciones, es la de evitar que la retención del motor bloquee las ruedas. Si estamos en competición o conduciendo alegremente por una carretera de curvas, hacer punta tacón nos ayudará a mejorar la frenada y a no perder tiempo en la entrada de la curva.

¿Qué es el punta tacón?

Punta tacón honda civic type r

Igual ya os habéis dado cuenta, pero aquí se da un problema asociado al número de piernas que tenemos las personas, es decir, dos (abstenerse de hacer comentarios obscenos). Si tenemos que hacer doble embrague mientras frenamos, necesitamos un pie para el embrague, otro para el acelerador… ¡y otro para el freno! Esto se soluciona utilizando el pie derecho para frenar y acelerar al mismo tiempo, de ahí que se denomine a esta técnica “punta tacón”: la punta del pie pisa el freno y el tacón el acelerador.

En realidad, el nombre solo sirve para una de las formas de realizarlo, ya que en muchas ocasiones lo que se hace es pisar el freno con la parte izquierda del pie y después dar toques al acelerador con el borde derecho del pie. Esto se consigue girando el tobillo en lugar de la pierna –es algo similar a lo que te pasa cuando pisas mal el bordillo de la acera y tu pie rota de forma lateral–. Aún así, hay que decir que todo depende de la posición de los pedales de nuestro coche.

Cómo hacer punta tacón

El resto de la ejecución es muy similar a la del doble embrague. Vamos a imaginar que estamos conduciendo en tercera en una carretera y que llegamos a una curva. Antes de entrar en esta empezaremos a frenar, por lo que reducimos la velocidad y las rpm del motor empezarán a bajar. En ese preciso momento pisamos embrague y movemos la palanca de cambios hacia segunda y, justo cuando estamos pasando por punto muerto, damos un golpe con nuestro pie derecho (que sigue frenando) al acelerador para subir las revoluciones hasta el rango adecuado. Después soltamos embrague y le damos brea a esa curva.

Al igual que en el caso del doble embrague, implementar el punta tacón en nuestra conducción tiene una serie de beneficios. El primero es que vamos a cuidar mucho más el motor y la transmisión, porque no van a realizar esfuerzos innecesarios en las retenciones. Eso sí, es importante hacer bien la maniobra sin pasarse ni quedarse corto con el gas, pero con un poco de práctica se acaba pillando el truquillo. Al principio es posible que cueste un poco hacerlo porque no se aplica bien la presión en el freno o el acelerador al girar el pie. Nuestra recomendación es la de practicarlo siempre que podamos y ya veréis que después de unas semanas os acabará saliendo con soltura.

Participa...