Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Rally

Estos son algunos de los mejores ‘homologation specials’ de la historia (II)


Estos son algunos de los mejores ‘homologation specials’ de la historia (II)

Tal como vimos en la primera parte de este artículo, los ‘homologation special’ son uno de los fetiches de gran parte de los aficionados a la automoción. Pese a que actualmente se encuentran en peligro de extinción por el cambio de rumbo del sector automovilístico, los años 80 y 90 fueron el escaparate de muchos de los cuales hoy en día son considerados como leyendas vivas de la automoción.

Repasamos otros cinco de los grandes modelos producidos en serie limitada con el objetivo de homologar sus respectivas variantes de competición:

Audi Quattro Sport

El Audi Quattro Sport se ha convertido en el icono del afamado Grupo B para la mayor parte de los seguidores de la extinta categoría. Con dos victorias en el Campeonato Mundial de Rally y otros tantos galardones en el Pikes Peak International Hill Climb entre los años 1981 y 1987, el modelo resultó ser una mina de oro para la división deportiva de la firma de Ingolstadt. Las 214 unidades fabricadas para calle equipaban un motor turboalimentado de cinco cilindros capaz de desarrollar una potencia máxima de 306 CV, y los diversos elementos de kevlar bajo los que estaba construida su carrocería reducían el peso del conjunto hasta los 960 kilos.

Toyota Celica GT-Four

El popular coupé de Toyota también contó con su propia versión destinada a homologar la variante de competición. Tomó el nombre de GT-Four por su sistema de tracción a las cuatro ruedas y estuvo disponible a lo largo de tres diferentes generaciones del modelo (ST165, ST185 y ST205). Todas ellas equipaban un bloque turboalimentado de cuatro cilindros denominado 3S-GT3, con 2.0 litros de cilindrada y potencias de entre 182 y 252 CV. Gran parte de la trayectoria del Toyota Celica GT-Four por el Campeonato Mundial de Rally estuvo ligada a Carlos Sainz: el ‘Matador’ se alzó con un total de 13 rallyes a bordo del coupé nipón.

Ford RS200

Aunque sus resultados en el Campeonato Mundial de Rally no estuvieron a la altura de sus competidores, el Ford RS200 ha pasado a la historia como uno de los homologation special más espectaculares jamás creados. Con un motor central turboalimentado de cuatro cilindros firmado por Cosworth y un diseño alejado de cualquier otro modelo producido por la marca británica, este ‘pequeño’ entregaba a las cuatro ruedas una potencia de 250 CV. Además, al igual que otros modelos del listado su carrocería se construyó en acero, kevlar y fibra de carbono, lo que le permitiría obtener un peso sobre la báscula de tan solo 1.050 kilos.

Lancia Stratos

Diseñado por Bertone y propulsado por un motor central de origen Ferrari, el Lancia Stratos fue el otro gran triunfador del Grupo B junto al Audi Quattro. Le avalan las tres victorias consecutivas en el Campeonato Mundial de Rally, y una extensa trayectoria en la que tan solo el modelo alemán fue capaz de plantarle cara. En su variante homologada para calle contaba con una potencia de 190 caballos y un peso de tan solo 980 kilos.

Renault 5 Turbo

El Renault 5 Turbo poco o nada tenía que ver con el modesto utilitario galo que tomaba como base. A diferencia de este último, la variante más prestacional situaba su propulsor en posición central e incorporaba un sistema de tracción a las cuatro ruedas para gestionar los 160 CV de potencia. Además, el ancho de vías de su zaga se aumentó notablemente, motivo por el cual pasó a ser popularmente conocido como ‘culo gordo’.

Participa...