Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Supercars

Pagani Zonda, contigo empezó todo


Pagani Zonda, contigo empezó todo

Hoy en día existen dos tipos de marcas de coches: las generalistas, que de vez cuando sacan máquinas destinadas a los más puristas y las marcas artesanales, que podría decirse que fabrican sueños. Dentro de esta segunda categoría se encuentra la marca italiana Pagani, un proyecto surgido de la mente de un tal Horacio en 1992 y que desde entonces es toda una referencia dentro del mundo del motor. Pero hoy no vamos a hablar de la historia de esta increíble marca y de su fundador, sino que vamos a centrarnos en una de sus creaciones más famosas: el Pagani Zonda.

Historia

Historia Pagani Zonda

La historia del Zonda se remonta a 1992, cuando la compañía italiana comenzó la construcción de su primer prototipo, que iba a denominarse Fangio F1 –en honor al piloto de Formula 1, que participó en el desarrollo–. En 1994, Pagani llegó a un acuerdo con Mercedes-Benz para que esta suministrara los motores v12 del nuevo modelo. Un año más tarde, la trágica muerte del piloto Argentino provocó que el proyecto cambiase de nombre y pasase a llamarse Zonda, que es un viento seco y cálido que se da frecuentemente en la zona de los Andes argentinos.

Pagani Zonda C12

Pagani Zonda C12

En 1999, y tras más de 7 años de trabajo, Pagani presenta en el Salón del Automóvil de Ginebra el que se convertiría en el primer vehículo de producción de la compañía: el Pagani Zonda C12, un superdeportivo que, desde sus inicios, fue capaz de hacer sombra a Ferrari o Lamborghini. Esto fue, en gran medida, gracias a su motor V12 de 6 litros de origen Mercedes que desarrollaba 384 cv y 556 Nm de par. El Zonda pasaba de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y llegaba hasta los 298 km/h –hay que tener en cuenta que estas cifras eran de lo más impresionantes a finales de los 90–.

Horacio decidió meter toda la carne en el asador con su primer coche, así que optó por que la configuración fuese de tracción trasera y motor central, con una caja de cambios manual de 6 velocidades. El Zonda C12 tenía un chasis tubular muy rígido pero ligero, ya que estaba compuesto por fibra de carbono, acero y aluminio. A esto hay que sumar que gran parte de la carrocería la compinían materiales poco pesados, lo que permitía que el super coche no pasase de los 1215 kg.

Pagani Zonda S / Zonda S 7.3

Dos años después de su lanzamiento, la marca artesanal italiana lanza el Zonda C12 S, que destacaba principalmente por llevar un motor “nuevo” suministrado por AMG. En realidad era el mismo V12 del C12, pero modificado para aumentar su cilindrada a 7 litros y que así pudiera ofrecer 550 cv. Pero esto parece que no fue suficiente para Horacio y dos años más tarde cambió el motor por un 7,3 litros de 555 cv –cuanta ambición en un solo hombre–. De este también salió una versión Roadster, que pesaba 30 kg más pero que tenía exactamente las mismas prestaciones que el Zonda S 7.3.

¿Y qué pasó después? Pues que 555 cv seguían siendo pocos y el 7.3 V12 pasó a entregar 650 cv. A este último se le llamó Pagani Zonda C12 S Monza. Bam.

Pagani Zonda F

Pagani Zonda F

Imagen: Wikimedia Commons

Aunque el primer Pagani finalmente no se llamó Fangio, Horacio pensó que había llegado el momento de recordar a su buen amigo, así que en 2005 sale a la palestra el Zonda F –de Fangio, por si alguien aún no lo tenía claro–. Mismo motor que el Zonda S 7.3, pero con muchas novedades interesantes: nuevos colectores de admisión y de escape hydroconformados, centralita reconfigurada y mejoras estéticas para mejorar la aerodinámica. Resultado: un cacharro de 608 cv que pasa de 0 a 100 km/h en 3.7 segundos. Solo se produjeron 25 unidades de este modelo –a las que habría que sumar las 25 de la versión roadster–.

También salió una versión “Clubsport” del Pagani Zonda F, que tenía 650 cv (los mismo que el Zonda F Roadster) y que estaba más pensada para tandas de circuito, aunque podía circular por la calle. Pasaba de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzaba los 345 km/h. Batió el récord de vuelta rápida en Nurburgring Nordschleife en su momento.

Pagani Zonda R

Pagani Zonda R

El Zonda R es uno de los coches más increíbles que se han fabricado –y también de los más caros, con un precio de 1.4 millones de euros–. Utilizaba el ya mítico V12 de 7,3 litros, pero con una potencia de 760 cv y 709 Nm de par. Prácticamente toda la estructura estaba fabricada en fibra de carbono combinada con hilos de titanio, reduciendo así el peso de este carro hasta los 1079 kg. La combinación de peso/potencia se traduce en un 0 a 100 km/h de 2,7 segundos –no penséis que hay tantos coches cerca de estas cifras– y una velocidad máxima de 369 km/h.

El Pagani Zonda R no podía circular por la calle, ya que estaba únicamente diseñado para correr en circuito. Así, llevaba una jaula antivuelco, frenos brembo, escape cerámico, asientos de fibra de carbono, arnés de cinco puntos, suspensión Öhlins… Y una batería de detallitos del estilo.

Pagani Zonda Cinque y Cinque Roadster

Pagani Zonda Cinque

Nuestra vida iba a carecer de sentido si no había una versión de calle de Zonda R, así que la marca de San Cesario sul Panaro hizo un par de retoques para poder sacarlo a la carretera. De esta manera nace el Pagani Zonda Cinque, del que solo salieron a la venta 5 unidades (en realidad fueron 5 del Coupé y 5 del Roadster), de ahí el nombre “Cinque” –los equipos de marketing a veces se esfuerzan muy de poco, de verdad–. El Cinque equipaba una caja de cambios secuencial de 6 velocidades, amortiguadores de titanio, un spoiler trasero ajustable y un motor (el de siempre) de 678 cv y 780 Nm. Por cierto, su precio era de 1.3 millones de euros y se fabricó bajo petición de un concesionario de Hong Kong.

Pagani Zonda Revolucion

Pagani Zonda Revolucion

Esta versión es una especie de re-evolución del Zonda R –lo siento, no puedo evitar hacer este tipo de juegos de palabras–. Se trata de una máquina todavía más radical que el R, con más fibra de carbono, más potencia y más de todo. En este caso, el motor instalado era un V12 6.0 con 800 cv y 729 Nm de par. Esto se combinó se combinó un peso irrisorio de 1.070 kg y una caja secuencial de 6 marchas, que enviaba todo el par a la parte trasera. Una verdadera bomba que bajó casi 15 segundos el tiempo del R en Nurburgring.

Pagani Zonda Barchetta

Pagani Zonda HP Barchetta

Aunque la saga Zonda terminó con el Revolucion en 2013, Pagani siguió vendiendo ediciones especiales reservadas para los más adinerados. Aún así, es probable que el Zonda Barchetta sea el último de un modelo que sin duda ya ha pasado a la historia. Pero Horacio no se anda con tonterías, y despidió a su creación más longeva con esta versión de 800 cv, con caja de cambios manual –sí, sí, has leído bien– y sin techo. Solo se fabricaron 3 unidades y cada una tenía un precio de más de 15 millones de euros. Bonita despedida, ¿no?

Participa...