Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Motorsport

Spa-Francorchamps: Emoción en el corazón de las Ardenas


Spa Francorchamps Emoción en el corazón de las ardenas

Si hay un circuito especialmente querido por los aficionados al Motorsport y la F1, ese es el de Spa-Francorchamps (Bélgica). Su historia y sus legendarias curvas lo han convertido en todo un mito de las carreras de coches y algunos lo consideran el mejor circuito de Europa. No hace falta decirlo, pero lo mínimo que podíamos hacer era escribir un artículo sobre él, ¿no?

Historia del Circuito de Spa-Francorchamps

Historia de Spa-Francorchamps

El circuito de Spa nace en 1920, de la mano de Jules Their y Henri Langlois Ophem. Al principio se concibió como un trazado de 14 km que recorría las carreteras de acceso público de la zona (como el Circuito de la Sarthe), pero en 1978 se optó por reorganizar el recorrido y reducirlo a la mitad, hasta los 7 km, con la idea de mejorar la seguridad. Pero los cambios no terminaron ahí, ya que se han realizado más modificaciones en el dibujo a lo largo de su historia (en 2007 se desplazó un poco hacia afuera la horquilla de “La Source”, así como la chicane, con la idea de alargar la recta principal. El resultado es un circuito con forma de Uzi (o eso dicen algunos), rápido y exigente en el que se llegan a alcanzar los 330 km/h.

Spa-Francorchamps es sede del Gran Premio de Bélgica desde el nacimiento de este en 1925 y continua siéndolo hoy en día, aunque a lo largo del siglo XX hubo varios años en los que no se disputó. El primer piloto en llevarse el GP fue el conocido piloto Antonio Ascari. Además de la Fórmula 1, el circuito acoge otro muchos campeonatos, como son las 24 horas de Spa (desde 1924) y las diferentes pruebas del Campeonato FIA GT, del Campeonato Mundial de resistencia o las Le Mans Series, sin olvidar categorías inferiores de monoplazas como la Fórmula 2.

Spa-Francorchamps Gran Premio de Bélgica

Al igual que Nürburging y Le Mans, Spa es especialmente conocido por los sonados –y fatales– accidentes que han tenido lugar desde que está activo. El primero de todos fue el de Dick Seaman en 1939, que terminó de forma trágica. Más tarde, en 1960 los pilotos Chris Bristow y Alan Stacey perdieron la vida en dos accidentes  separados por a penas 15 minutos. En ese mismo año, Stirling Moss sufrió un accidente en la curva Burnerville durante los entrenamientos en el que acabó con serias lesiones. A raíz de estos incidentes –y dada la peligrosidad del circuito–, en 1970 la asociación de pilotos boicoteó el GP de Bélgica que terminó con la clausura de Spa ese año.

En los años siguientes, el Gran Premio pasó a disputarse en los circuito de Nivelles y Zolder. No obstante, estos no levantaban especial simpatía en los pilotos, por lo que finalmente se optó por volver a Spa-Francorchamps en 1983 –en gran medida debido al apoyo de Jacy Ickx–, pero con el trazado ya modificado y reducido a los 7 km que comentábamos al principio.

Cicuito de Spa-Francorchamps Formula 1

A pesar de todo, los accidentes no terminaron por desaparecer. En 1998, 13 pilotos se vieron involucrados en un llamativo accidente en el que, afortunadamente, nadie resultó herido. En Agosto de 2019, el joven piloto francés Anthoine Hubert fallecía tras recibir el impacto del coche de Juan Manuel Correa, que sufrió graves heridas en las piernas.

A pesar de todo, el circuito de Spa-Francorchamps también es conocido por haber acogido grandes duelos, como el de Mika Häkkinen y Michael Schumacher en el año 2000, donde el finlandés adelantó al alemán en la recta Kemmel.

Características del Circuito Spa Francorchamps

Eau Rouge Raidillion

Eau Rouge/Raidillion

Una de las particularidades más interesantes del circuito es el clima impredecible. En numerosas ocasiones se ha dado la situación en la que una parte del circuito estaba mojada porque estaba lloviendo y otra esta completamente secal. Esto supone, sin duda, un reto para los pilotos y para los equipos, ya que tienen que tomar decisiones estratégicas importantes en cuanto a la elección de los neumáticos. A esto hay que sumar que es uno de los circuitos más rápidos de Europa, por lo que la exigencia es máxima.

Curva Eau Rouge y Raidillion

Uno de los puntos más míticos del circuitos es la sección de Eau Rouge y Raidillion. Son dos curvas rápidas empalmadas en “zigzag” que además presentan un desnivel: primero llegamos a Eau Rouge (curva a la izquierda) en bajada, para luego enlazar Raidillion (curva a la derecha) en subida. Esta diferencia de altura se debe a que en ese punto el circuito atraviesa el pequeño río “Eau Rouge”.

Es una zona muy rápida del circuito en la que el reto es pasar Eau Rouge sin levantar el pie del gas, lo que provoca que en muchas ocasiones los pilotos de F1 sobrepasen los 320 km/h. Por esta razón está considerada como una curva especialmente peligrosa.

Spa-Francorchamps récord

A día de hoy el récord de mayor vuelta rápida del circuito lo ostenta el piloto alemán Sebastian Vettel, realizó el recorrido del circuito Belga en 1:41.05 en 2018 (con Ferrari). Los récords previos fueron establecidos por Kimi Raikkonen (en 2004, cuando estaba en Mclaren) y Michael Schumacher (en 2002, a lomos de su Ferrar) con unos tiempos de 1:45.8 y 1:47.76 respectivamente.

Lo que necesitas saber antes de ir Spa-Francorchamps

Circuito de Spa

Existen numerosas razones por las que podrías querer visitar el circuito de Spa-Francorchamps. La primera podría ser ver el Gran Premio de Bélgica de Formula Uno, las 24 horas de Spa o cualquier otro campeonato que pueda resultar de tu interés (las 6 horas de Spa por ejemplo). Otra opción es que simplemente quieras sentir en tus propias carnes lo que es pilotar en uno de los templos del automovilismo y quieras visitarlo para dar una vuelta en tu coche o en un coche alquilado. La cuestión es que antes de ir a este tipo de sitios es mejor tener algo de información para aprovechar al máximo la experiencia, así que hemos recogido algunos datos que igual te ayudan en tu viaje a Spa (que no al spa, no nos confundamos).

Lo primero de todo es, cómo no, llegar hasta el circuito. Hay varias alternativas: en coche, en avión o en tren. Si vas desde España, cualquiera de las tres anteriores es válida y la que elijas dependerá un poco del presupuesto. Si eres de los que nos lee desde América, creo que la opción a escoger está más clara.

Circuito de Spa Francorchamps-La source

Como el avión es común para todos, empecemos por esta elección. Salgamos de donde salgamos, el objetivo es terminar en el aeropuerto de Lieja, que es el más cercano al circuito. No me atrevo a dar precios porque es algo que varía mucho a lo largo del año, pero la cuestión es buscar el que se ajuste a nuestras necesidades (o a nuestra cartera). Una vez en Lieja, nuestro siguiente destino es la población de Verviers, a la que podemos llegar en tren. Desde ahí hay unos autobuses que cuestan cerca de 10€ que salen cada 30 minutos y que te acercan hasta el pueblo de Francorchamps. Una vez aquí, podemos escoger entre ir andando hasta el circuito (unos 20 minutos) o coger otro autobús (el de los vagos). En cuanto al alojamiento, en general recomiendan hospedarse en Lieja teniendo en cuenta el precio y la comodidad.

Ahora supongamos que queremos ir en tren (aunque probablemente sea la peor opción de todas). Partiendo desde Madrid, lo más razonable sería llegar a Bilbao, coger un autobus que nos lleve hasta Hendaya y ahí subirse al tren de alta velocidad hasta París. Desde París habría que coger otro tren hasta Bruselas, desde Bruselas uno a Lieja y después repetir el proceso del párrafo anterior. Como podéis ver, el viaje de Ulises para llegar a Ítaca era un paseo comparado con esto, así que este transporte es el menos recomendable en cuanto a precio y tiempo. Eso sí, nadie negará que es el más “cómodo”.

6 horas circuito de Spa

Por último, nos queda el coche. De nuevo hacemos el supuesto de que partimos desde Madrid. Hasta nuestro destino hay una distancia aproximada de 1600 km y vamos a imaginar que nuestro coche tiene un depósito de 50 litros y consume 8 litros a los 100 km, por lo que tendremos que parar a repostar 3 veces (2,5 exactamente). Partiendo de esto, nos gastaríamos aproximadamente 190 € en gasolina, a los que habría que sumar 100 € de los peajes y unos 50 € del hotel en el que paremos por el camino (son casi 15 horas de viaje). Llegar a Lieja nos costaría en total 340 euros, lo que tampoco es ninguna locura. Eso sí, el inconveniente que tiene ir en coche es que, si vamos en día de carrera, lo más probable es que encontremos mucho tráfico en los alrededores del circuito, dado que mucha gente se desplaza hasta ahí, así que lo recomendable es madrugar y llegar antes que nadie.

Precios en el circuito de Spa-Francorchamps

Spa Francorchamps Track days

Imagen: circuit-days.co.uk

Una vez sabemos cómo llegar, tenemos que tener en cuenta lo que nos va a costar entrar en el circuito. Si lo que vamos es a ver una carrera de F1, los precios oscilan entre 150 € euros y 500 €, dependiendo de la tribuna (los VIP se acercan más a los 2 000 €). Si nuestra idea es disfrutar de un track day, podemos escoger entre meter nuestro coche o alquilar uno. En la primera alternativa, una tirada de 25 minutos nos costará 100 euros y cuatro tandas de 25 minutos nos costarán unos 299 euros.

Por otro lado, y como podréis imaginar, alquilar un coche sale más caro. Empresas como RSRSpa ofrecen una cantidad importante de posibilidades: desde un Hyundai i30 N performance hasta un Porsche GT3 RS 991 mk2. Los precios varían mucho, así que es mejor que consultéis la página.

Si recopilamos todo, el viaje a Spa podría salirnos por algo más de 1.000 € ida y vuelta como mínimo, dependiendo de la actividad que vayamos a realizar y contando también las comidas (algo habrá que comer). Es un precio razonable, teniendo en cuenta que vamos a ver de cerca uno de los mejores circuitos de Europa.

Participa...