Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Motorsport

Todo lo que necesitas saber sobre la IndyCar


Todo lo que necesitas saber sobre la IndyCar Series

La IndyCar es un campeonato de monoplazas que se disputa anualmente en Estados Unidos. Está considerada como la categoría de vehículos de una plaza más importante del país americano y es especialmente conocida por ser la prueba que engloba las 500 millas de Indianápolis. Inicialmente, el campeonato se disputaba única y exclusivamente en circuitos tipo óvalo ubicados en EEUU, pero desde la temporada 2005 se empezaron a incorporar circuitos callejeros y autódromos, algunos de ellos situados fuera de las fronteras americanas (Australia, Canada, Japón y Brasil).

Historia de la IndyCar Series

Historia de la IndyCar

La Indy surge en 1996 cuando Tony George, dueño del Indianapolis Motor Speedway, opta por independizarse de la CART (Champ Car World Series), que era el organismo responsable de la IndyCar World Series desde finales de los años 70. La razón principal fue que el empresario de Indiana no compartía las políticas que se estaban llevando a cabo por parte de al CART respecto al campeonato. Así, después de un pleito con la entidad, decide fundar por su cuenta la Indy Racing League, cuyo objetivo era que las carreras estuviesen más disputadas y que las diferencias entre los equipos fueran menores (principalmente en lo que al presupuesto respecta). De esta manera, la IRL se posiciona como un campeonato especialmente atractivo para los pilotos estadounidenses.

En los años siguientes a su fundación, la Indy Racing League comienza a ganar cierta popularidad entre los aficionados a las carreras de monoplazas. En 2003, algunos de los principales equipos de la CART, como Ganassi, Penske y Andretti Green pasan a formar parte de forma permanente del nuevo campeonato, que en ese momento cambia su nombre a IndyCar Series (denominación que mantiene actualmente). Pero el éxodo no acabó con estos equipos, ya que muchos pilotos e incluso circuitos se incorporaron a la IndyCar, lo que provocó que unos años más tarde la Champ Car World Series entrara en bancarrota debido al poco apoyo que había recibido en los años precedentes por parte de los espectadores. Finalmente, los dos campeonatos se fusionaron dando como resultado la Indy actual.

Las 500 Millas de Indianápolis

500 Millas de Indianapolis

Dentro de la IndyCar, hay una prueba especialmente popular llamada las 500 Millas de Indianápolis (o Indy 500) que se celebra de forma anual en el óvalo Indianápolis Motor Speedway, ubicado en el estado de Indiana, Estados Unidos. Es una carrera de gran prestigio que lleva celebrándose desde 1911 y forma parte de lo que se conoce como la Triple corona del automovilismo.

En la carrera participan 33 pilotos que realizan 200 vueltas alrededor del óvalo, recorriendo en cada vuelta una distancia de 2,5 millas (lo que corresponde a 500 millas, de ahí el nombre).

Fernando Alonso y la IndyCar

Fernando Alonso Indy500

A lo largo de la historia han sido cinco los españoles que han participado en la IndyCar o en alguna de sus pruebas (véase las 500 Millas de Indianápolis). Una de las participaciones más sonadas está siendo la del ex campeón de F1 Fernando Alonso, que ha formado parte de la parrilla de salida de la Indy 500 en dos ocasiones, de la mano de Mclaren. Su participación se engloba en el objetivo de ganar la Triple Corona del Automovilismo, aunque hasta la fecha el asturiano no ha podido aún saborear el triunfo.

Evolución de los coches y especificaciones

NTT IndyCar Series

Imagen: NTT IndyCar Series

Los coches empleados en las carreras de la IndyCar son, a simple vista, similares a los utilizados en la Fórmula 1. No obstante, son completamente diferentes–como ya explicamos en este artículo–. Sea como fuere, desde su fundación los monoplaza de la Indy han ido evolucionando para adaptarse a las nueva reglas, además de instalando mejoras técnicas con la idea de fabricar coches más rápidos.

Chasis

Chasis IndyCar Series

La primeros chasis de la Indy que se utilizaron fueron los fabricados por las marcas Lola y Reynard para la CART en los años previos, pero a partir de 1997 estos chasis se prohibieron y fueron sustituidos por unos con unas especificaciones técnicas diferentes, que resultaban más baratos. En 1997, entraron en el campeonato los fabricantes Dallara, G Force y Riley&Scott (que más tarde fue adquirido por Reynar) y en 2002 , Falcon Cars, aunque el proyecto no llegó a buen puerto. Un año más tarde, cambiaron la normativa y a partir de entonces los fabricantes de chasis tenían que ser aprobados por el organismo gestor del campeonato antes de poder fabricar coches para los diferentes equipos, por lo que se eliminó la posibilidad de que cualquiera pudiera suministrar los chasis (siempre y cuando cumplieran las normas).

Desde 2012, el chasis utilizado en la IndyCar Series pasa a ser el Dallara IR-12 para todos los participantes, con la idea de mantener los costes controlados, además de mejorar la seguridad de los coches. La principal novedad fueron las protecciones que rodeaban a los neumáticos traseros, que tenían como objetivo evitar posibles superposiciones de los monoplazas en caso de impacto. Este chasis se combinó hasta 2017 con diferentes kits aerodinámicos provistos por Chevrolet y Honda.

En el año 2018, se decide que todos los vehículos participantes equipen el mismo kit aerodinámico, que reducía la carga aerodinámica y los costes de desarrollo para el equipo. Se eliminaron los pasos de rueda de la versión anterior y la toma de aire situada sobre el cockpit, además de modificar algunas piezas aerodinámicas.

Motor

Motor Honda IndyCar

La primera generación de monoplazas de la Indy utilizaba un bloque V6 Mernard Buick, aunque durante la temporada de 1996 también se utilizó en motor Ilmor Mercedes V8, empleado solo por un equipo (Galles Racing) y en una ocasión (Indy500). A partir de 1997, los coches empezaron a montar un V8 de 4.0 litros suministrado por Oldsmobile y Nissan. Eran unidades de potencia de cerca de 700 cv limitadas a 10.000 rpm.

En los años posteriores, y especialmente al inicio de la década de los 2000, se optó por el “downsizing”, pasando de motores de 4.0 L a 3.5 L y posteriormente a 3.0 L. Los proveedores de estos fueron cambiando a lo largo de los años, aunque pueden destacarse tres: Chevrolet, Toyota y Honda. Los dos primeros abandonaron el campeonato en la temporada 2005 y Honda quedó como único suministrador de motores de la Indy desde entonces hasta 2011.

La cuarta generación de propulsores llega en 2012. En ese momento se pasa a los V6 de 2.2 litros twin-turbo que desarrollan entre 550 y 750 cv y que están limitados a 12.000 revoluciones por minuto. Desde entonces y hasta ahora, los únicos fabricantes de motores del campeonato han sido Chevrolet y Honda, aunque hubo otros que lo intentaron (como fue el caso de Lotus).

Transmisión y caja de cambios

Volante Indycar

Actualmente, todos los vehículos participantes instalan una caja de cambios semiautomática de 6 velocidades provista por Xtrac, pero desde 1997 hasta 2007 la transmisión era manual secuencial de 6 velocidades. Además de esto, los monoplazas llevan embrague de carbono y algunos instalan diferenciales de deslizamiento limitado en el eje trasero.

Neumáticos

Neumaticos Firestone IndyCar

Imagen: Forbes

Firestone fue el primer proveedor de neumáticos de la IndyCar Series y se ha mantenido como el principal hasta nuestros días, aunque en algunas temporadas Goodyear también ha provisto a algunos equipos. Las llantas son de las marcas BBS y O.Z Racing, suministradores oficiales desde 1996.

Frenos

Frenos PFC IndyCar

Imagen: Corvette Online

Desde la creación del campeonato, los coches de la Indy emplean discos y pastillas de carbono combinados con pinzas de 4 pistones. En los circuitos urbanos, se sustituía este sistema de frenado por discos de acero y pastillas 6 pistones, con la idea de mejorar la frenada, pero en 2012 se optó por desestimar definitivamente este sistema.

Circuitos de la IndyCar Series

Circuitos NTT IndyCar Mapa 2019

Imagen: Google Maps

Los circuitos que componen la IndyCar están distribuidos a lo largo de toda la geografía estadounidense, aunque a lo largo de su historia también se han introducido recorridos de otras partes del mundo. Actualmente, el campeonato dispone de circuitos tipo óvalo, callejeros y autódromos.

La temporada suele estar compuesta por 17 pruebas y por tanto, 17 circuitos diferentes. Las localizaciones pueden cambiar de una temporada a otra, aunque en los últimos años se han mantenido más o menos constantes. Los circuitos que han albergado carreras de la IndyCar Series en la última temporada son los siguientes: Circuito Callejero de San Petesburgo (Florida), Circuito de las Américas (Texas), Barber Motorsports Park (Alabama), Circuito Callejero de Long Beach (California), Indianápolis Motorspeedway Road Course (Indiana), Indianápolis Motor Speedway (Indiana), The Race Way at Belle Isle Park (Michigan), Texas Motor Speed Way (Texas), Road America (Wisconsin), Exhibition Place (Toronto-Canada), Iowa Speedway (Iowa), Mid-Ohio Sports Car Course (Ohio), Pocono Raceway (Pensilvania),Gateway Motorsports Park (Illinois), Portland International Raceway (Oregon), WeatherTech Raceway Laguna Seca (California).

Reglamento y normas de la IndyCar

Reglamento y Normas de la IndyCar

Como en otras competiciones, en la IndyCar se emplea un sistema de puntos que varía en función de las posiciones de los pilotos. En las pruebas de Indy 500, Pocono, Gateway y Laguna Seca, los tres primeros obtienen 100, 80 y 70 puntos respectivamente y, a partir del cuarto (que recibe 64 puntos) hasta el décimo, cada posición esta separada por 4 puntos de diferencia. El resto de posiciones recibe 2 puntos menos sucesivamente hasta la posición 25, a partir de la cual todos los pilotos reciben 10 puntos. En el resto de carreras, este sistema de puntos se divide por la mitad.

Participa...