Blog

GAS COMMUNITY
aprieta el acelerador y crecerá próximamente.
Cuéntanos a qué te gustaría que evolucione esta comunidad.


Tuning

Porsche Singer: El 911 definitivo “made in” California


Singer-Porsche-el-911-definitivo-made-in-California

Singer Vehicle Design. Si no conoces este nombre, quédate con él, porque es una verdadera fábrica de sueños para los aficionados a los coches y especialmente para los fanáticos de Porsche. Es la denominación de una pequeña empresa californiana que se dedica a restaurar y modificar Porsche clásicos. Puede que esto no sea nada especial, pero no te vayas todavía, porque cuando veas sus creaciones (conocidos como Porsche Singer) vas a alucinar.

Singer Vehicle Design nace en 2009 de la mano de Robert Dickinson, un músico británico ex miembro del grupo Catherine Wheels –y primo de Bruce Dickinson, integrante de Iron Maiden– que decidió llevar su creatividad a otro ámbito: el de los Porsche clásicos. El nombre de la empresa es un homenaje al conocido ingeniero de la marca alemana, Norbert Singer, y al pasado musical del fundador.

Porsche-911-Targa-Singer

Desde el principio, Dickinson y su equipo han estado centrados en “re-imaginar” los Porsche 911, y especialmente el 964. Todos y cada uno de los Porsche Singer se hacen a mano por un equipo de unas 120 personas que busca, además de la perfección en todos los detalles, hacer realidad los sueños de los clientes y crear máquinas únicas que les representen. Este es un camino que dura aproximadamente dos años, pero la relación entre la empresa y el comprador es contante durante este tiempo. De hecho, tienen llamadas telefónicas todos los meses para tratar temas como el color de la carrocería o los materiales de la tapicería. El objetivo es conocer al detalle quién es exactamente la persona que está comprando el coche.

El proceso modificación/restauración del 911 tiene 21 pasos diferentes, en los que se pueden seleccionar los colores del coche, la ubicación de la tapa del depósito de combustible, el tipo de asiento –deportivos o baquet–, si se quiere techo solar o no, las llantas, el tipo de suspensión… Y todo esto teniendo siempre en cuenta la personalidad del cliente. Un ejemplo es el caso de un hombre que envió fotos de los atardeceres que se veían en su casa para que utilizasen los colores en el cuero de su Singer.

Singer-Porsche-911-Verde-Menta

La personalización de estos Porsche modificados no se detiene, obviamente, en la estética y se extiende también a la mecánica. Los motores que utilizan estos artesanos son fruto de la colaboraciones con compañías especializadas como Ed Pink Racing o Williams. Así, es posible elegir entre un 3.6 litros, un 3.8 litros o un 4.0 litros a los que se puede incorporar trompetas de admisión o modificar diferentes componentes como el árbol de levas para adaptar el par y la potencia a la conducción del comprador.

El Singer DLS desarrollado con Williams

Singer-Vehicle-Design-DLS-911-Trasera

Una de la joyas más interesantes que han salido del taller de SVD es el Singer DLS (Dynamic and Lighweighting Study) basado en un Porsche 911 964 y fruto de la colaboración de los americanos con Williams Advanced Engineering. En el proyecto también participaron dos míticos ingenieros de Porsche, como son Norbert Singer y Hans Mezger.

Esta fantasía sobre ruedas tiene como origen un encargo de un cliente llamado Scott Blattner, que pidió a Singer que convirtiese su Porsche 964 de 1990 en una máquina completamente única, con más potencia y mejor rendimiento. Para Dickinson y su equipo no hay reto imposible, así que se pusieron manos a la obra acto seguido. El resultado es el que puedes ver aquí arriba.

Singer-Vehicle-Design-DLS-911-Vista-desde-arriba

Como puedes imaginar, el DLS mantiene pocas cosas el Porsche 911 original. Para empezar, se instaló un motor bóxer de 6 cilindros atmosférico de 4.0 litros desarrollado por Williams y Mezger (basado, eso sí, en un bloque original de la marca alemana) de 507 cv a 9.000 revoluciones por minuto. Pero los números son solo una parte de la espectacularidad de este propulsor que lleva válvulas y bielas de titanio, árboles de leva de magnesio, un sistema de inducción de Aire “Ram Air”, trompetas de admisión de fibra de carbono… Sin olvidar el escape de Inconel y titanio. Oh mama.

Motor-Singer-DLS

Siguiendo con la mecánica, la creación lleva instalada una caja de cambios manual de seis velocidades Hewland, que destaca por ser más corta que la original, permitiendo así un mejor reparto de pesos. La suspensión, que también corría a cargo de Williams Advanced Engineering, es de doble triángulo con amortiguadores a medida regulables y los frenos son carbocerámicos firmados por Brembo. Tampoco hay que olvidar mencionar que se ha tocado la electrónica para incorporar control de tracción, estabilidad, ABS…

Singer-Porsche-911-DLS

El exterior se modificó radicalmente para mejorar la estética y las prestaciones, aunque siempre manteniendo la esencia Porsche. Así, se ha mejorado la aerodinámica a través de la incorporación de un splitter delantero, de un difusor y de un spoiler trasero similar al que utilizaba el mítico Porsche 911 2.7 Carrera RS. La carrocería es 100% de fibra de carbono y es exclusiva del DLS, así como las llantas forjadas en magnesio fabricadas por BBS Motorsport –con un sistema monotuerca desarrollado, de nuevo, por Williams–, lo que permite que esta belleza pese cerca de 990 kg.

Singer-DLS-Interior

Por último, pero no menos importante, el interior. Singer Vehicle Design puso toda la carne en el asador para este encargo. Lo más destacado es que se ha utilizado fibra de carbono para casi todo: los asientos Recaro, el volante Momo, los pedales, el cuadro de instrumentos, el salpicadero… También destaca el mecanismo a la vista de la palanca de cambios y el espectacular color amarillo de la tapicería. No falta ningún detalle, y es que para los californianos “everything is important”.

Singer-DLS-Volante

Después de toda esta batería de información y datos –de la que no somos muy partidarios aquí, pero que merecía la pena– no es difícil hacerse una idea de las dimensiones del trabajo que realizan. Por eso, no es algo especialmente barato hacerse con uno. Re-imaginar tu Porsche 911 964 y convertirlo en un Singer puede costarte entre 475.000 $ y 1.8 millones de dólares (437.000 €-1.66 millones de euros), sin contar lo que hayas pagado por el coche anteriormente –SVD solo modifica los coches de los clientes, no los compra y revende–. El precio de la excelencia.

Participa...